Coledocolitiasis: Càlculos en Vìas Billiares

Son precipitaciones de cristales de colesterol o de bilirrubina que se desarrollan

en el interior de la vesícula biliar.

Son precipitaciones de cristales de colesterol o de bilirrubina que se desarrollan en el interior de la vesícula biliar.

El líquido conocido como bilis actúa en la digestión de grasas. La bilis se elabora en el hígado y luego se almacena en la vesícula biliar hasta que el organismo la necesita.

En ese momento la vesícula se contrae y expulsa la bilis hacia el intestino delgado a través de un tubo llamado conducto biliar, donde se lleva a cabo el proceso digestivo.

La bilis está formada por:

  1. Agua

  2. Colesterol

  3. Grasas

  4. Sales biliares

  5. Bilirrubina

 

Las sales biliares desintegran las grasas. Si el líquido biliar contiene mucho colesterol, bilirrubina y sales biliares, puede endurecerse y formar piedras.
Hay dos tipos de cálculos biliares que constituyen el 80 y el 20% respectivamente, dos los cálculos hallados en las cirugías:

  1. De colesterol.- Normalmente son amarillo-verdosos y están formados principalmente por colesterol.

  2. De pigmentos biliares.- Su tamaño es pequeño y son de color oscuro, principalmente están formados por bilirrubina.

 
 
 
 
 

Los cálculos pueden tener un tamaño demasiado pequeño como para visualizarse a simple vista (barro biliar) o pueden alcanzar el tamaño de una pelota de golf. Por lo que la vesícula biliar puede agrandarse según el tamaño del cálculo.

Etiología (Causas y factores de riesgo)

Los cálculos, principalmente se forman por colesterol; sin embargo, en algunos casos se pueden producir por exceso de calcio. La bilis contiene grandes cantidades de colesterol que generalmente permanece en estado líquido, pero cuando este se satura puede volverse insoluble y precipitarse.

Los cálculos de pigmentos biliares tienden a desarrollarse en personas que padecen:

  1. Cirrosis

  2. Infecciones en el tracto biliar

  3. Anemia

Factores de riesgo que contribuyen a la formación de los cálculos biliares son:

  1. Edad (son más susceptibles las personas mayores de 60 años)

  2. Obesidad, porque tiende a reducir la cantidad de sales biliares en la bilis, lo que provoca un exceso de colesterol

  3. Exceso de estrógenos, porque incrementan los niveles de colesterol en la bilis

  4. El uso de drogas, ya que reduce el nivel de colesterol en la sangre e incrementa la cantidad de éste que segrega la bilis

  5. Diabetes, porque generalmente tienen altos niveles de ácido grasos conocidos como triglicéridos

  6. El ayuno, ya que disminuye el movimiento de la vesícula ocasionando una concentración importante de colesterol

 

o

Manifestaciones clínicas (signos y síntomas)

La mitad de las personas que tienen cálculos biliares no presentan síntomas, pero quienes llegan a presentarlos pueden padecer:

  1. Dolor repentino en la parte superior del abdomen, generalmente del lado derecho o en la boca del estómago (cólico biliar), después de comer, que aumenta de intensidad en forma continua y puede durar de 30 minutos a varias horas.

  2. Dolor en la espalda, hombro y escapula derechos.

  3. Náuseas.

  4. Vómito.

 

Otros de los síntomas de los cálculos biliares que pueden aparecer después de ingerir comidas muy grasosas (normalmente suelen ocurrir durante la noche), son:

  1. Indigestión

  2. Cólicos

  3. Eructo

  4. Intolerancia a la comida grasosa

 

​Complicaciones

Los cálculos en los conductos biliares pueden causar una infección muy grave, incluso mortal, de los mismos conductos, del páncreas o del hígado.

Esto sucede cuando el sistema de los conductos biliares está obstruido, las bacterias pueden multiplicarse y desencadenar rápidamente una infección.

En algunos casos las bacterias pueden propagarse a la sangre y causar infecciones en otras partes del organismo.

Tratamiento

Cuando se produce un dolor muy intenso, la opción médica es la cirugía denominada colecistectomía, que es la extirpación de la vesícula biliar.

El paciente deberá evitar o reducir el consumo de comidas muy grasosas como lacteos, papaya, aguacate, carne de cerdo, entre otros. Por lo que se recomienda un acudir también con un nutriológo que de seguimiento al paciente.

Centro Médico Nacional

Av. Justo Arosemena y Calle 38

Piso 3 - Suite 305

Móvil: (507) 6607 5597

República de Panamá

Centro de Enfermedades Gastrointestinales

Dirección Médica: Doctor Luis Javier Cárdenas

Médico Cirujano Gastrointestinal 

Obesidad – Metabolismo

Laparoscopista - Endoscopista

Copyright © Luis Javier Cárdenas. Todos los derechos reservados.

Registro de Prop. Intelectual  

exp. # PTY- ljc/2015-16983- 129845

Desarrollado por Desarrollo Multimedia - Ingeniero a Cargo Alejandro J. Comparada - International Registration Microsoft - Aquí