Patologìa del Esòfago

Esófago de Barret

El esófago de Barrett se diagnostica con mayor frecuencia en personas con la enfermedad

por reflujo gastroesofágico a largo plazo, una regurgitación crónica de ácido

desde el estómago hasta el esófago inferior. Solo un pequeño porcentaje de personas

con la enfermedad por reflujo gastroesofágico tiene el esófago de Barrett.

En el esófago de Barrett, se reemplaza el tejido dentro del tubo que conecta la boca con el estómago (el esófago) por un tejido similar al del revestimiento intestinal.

El esófago de Barrett se diagnostica con mayor frecuencia en personas con la enfermedad por reflujo gastroesofágico a largo plazo, una regurgitación crónica de ácido desde el estómago hasta el esófago inferior. Solo un pequeño porcentaje de personas con la enfermedad por reflujo gastroesofágico tiene el esófago de Barrett.

El esófago de Barrett se relaciona con un aumento en el riesgo de contraer cáncer de esófago. Aunque el riesgo sea pequeño, es importante realizarse controles periódicos en busca de células precancerosas (displasia). Si se descubre la presencia de células precancerosas, estas pueden tratarse para prevenir el cáncer de esófago.

Diagnóstico

Por lo general, la endoscopia se utiliza para determinar si tienes esófago de Barrett.

Se pasa por la garganta un tubo iluminado con una cámara en la punta (endoscopio) para detectar signos de cambios en el tejido del esófago. El tejido normal del esófago es pálido y brillante. En el esófago de Barrett, el tejido es rojo y aterciopelado.

El médico extraerá tejido (biopsia) del esófago. El tejido donde se realiza la biopsia se puede examinar para determinar el grado de cambio.

se pueden recomendar análisis para la detección para hombres que hayan tenido síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico, al menos, una vez por semana que no responden al tratamiento con medicamentos inhibidores de la bomba de protones, y que tienen, por lo menos, dos factores de riesgo, tales como:

  • Tener más de 50 años

  • Ser de raza blanca

  • Tener mucha grasa abdominal

  • Ser fumador o exfumador

  • Tener antecedentes familiares de esófago de Barrett o cáncer de esófago

A pesar de que las mujeres tienen significativamente menos probabilidades de tener esófago de Barrett, deberían hacerse análisis de detección si tienen reflujo no controlado o presentan otros factores de riesgo del esófago de Barrett.

 

Centro Médico Nacional

Av. Justo Arosemena y Calle 38

Piso 3 - Suite 305

Móvil: (507) 6607 5597

República de Panamá

Centro de Enfermedades Gastrointestinales

Dirección Médica: Doctor Luis Javier Cárdenas

Médico Cirujano Gastrointestinal 

Obesidad – Metabolismo

Laparoscopista - Endoscopista

Copyright © Luis Javier Cárdenas. Todos los derechos reservados.

Registro de Prop. Intelectual  

exp. # PTY- ljc/2015-16983- 129845

Desarrollado por Desarrollo Multimedia - Ingeniero a Cargo Alejandro J. Comparada - International Registration Microsoft - Aquí