Fistula Perianal

Una fístula perianal es la comunicación que se produce entre

el canal anal con la piel perineal que se encuentra a la salida del ano.

¡Gracias! Mensaje enviado.

Una fístula perianal es la comunicación que se produce entre el canal anal con la piel perineal que se encuentra a la salida del ano. La incidencia de la fístula perianal es elevada, se produce en hombres el doble de veces que en mujeres y suele producirse entre los 30 y los 50 años.

Esta comunicación se denomina trayecto fistuloso y tiene su origen en unas glándulas del interior del canal anal cuya función es la de lubricarlo para permitir la salida de las heces de forma fluida.

Una fístula perianal es la comunicación que se produce entre el canal anal con la piel perineal que se encuentra a la salida del ano.
 

Síntomas de una fístula perianal

Es posible que una fístula perianal no presente síntomas y por lo tanto no se detecte, sobre todo si se encuentra en la parte interior del ano. Asimismo, cuando el paciente presente síntomas los más comunes son:

  • Dolor en la zona donde se encuentra el trayecto fistuloso durante la defecación.

  • Irritación en la zona anal por donde se encuentra la salida de la fístula perianal.

  • Supuración continua o de forma intermitente, llegando a manchar la ropa interior del paciente con frecuencia.

  • Picores y escozor en la zona del ano donde se encuentra la fístula.

  • En el caso de que exista infección es posible que aparezca fiebre.

  • ¿Por qué se producen las fístulas perianales?

  • La fístula perianal se produce debido a que las glándulas encargadas de la lubricación del canal anal se obstruyen debido a un exceso de mucosidad en la zona propiciando la acumulación de gérmenes en la misma, su infección y la posterior formación de un absceso anal con pus.​

Una fístula perianal es la comunicación que se produce entre el canal anal con la piel perineal que se encuentra a la salida del ano.
 
 

Diagnóstico de una fístula perianal

El diagnóstico de una fístula perianal por parte del especialista en cirugía general y coloproctología es relativamente rápido. Para diagnosticarla, el especialista examinará la zona alrededor del ano en busca de una apertura en la piel. En el caso de que esta sea visible, el coloproctólogo intentará determinar la dirección del trayecto fistuloso y la profundidad del mismo. En muchos casos es incluso posible que el médico intente hacer salir secreciones a través de ella para determinar la existencia de pus.

Tratamiento para fístula perianal

No existe un tratamiento no quirúrgico viable para el tratamiento de una fístula perianal, los síntomas pueden ser aliviados con algunos medicamentos pero en todos los casos en los que se produce una fístula en el ano la única opción definitiva es la operación. Antes de realizar cualquier acción quirúrgica es necesario cerciorarse de que no existe infección o de lo contrario se deberá someter al paciente a un tratamiento antibiótico previo a la cirugía.